viernes, 5 de agosto de 2011

Yo te sigo cantando...

¿Cómo no voy a cantarte?
Si de mis labios los versos se empinan por ti.
¿Cómo no voy a besarte?
Si afuera hay tanta blasfemia que escucho hacia ti.

¿Cómo no voy a habitarte?
Si en el calor de tu abrazo me he visto nacer.
¿Cómo podría no amarte?
No tengo sueño, ni risa, que no busquen tu bien...

¡¿Cómo no vas a dolerme?!
Si aunque algunos te hablan
Veo que pocos te abrazan,
Mas te insultan el nombre
Por cobardía y despecho,
Por no insultarse al espejo.
Pero yo no me distraigo,
Con esos que dicen que hablan por ti
y se van cuando canto…
mientras te sigo cantando.

Y ¿cómo no voy a cantarte?
Si cada rostro de niño me habla de ti.
¿Cómo podría alejarme?
Si entre tormentas supiste cantar para mí

Aunque me tachen de loco,
O me rebajen los sueños,
Y me repitan que no piso fuerte,
O que vuelo demasiado lejos.
Pues sé que no te conocen,
Sé que no saben lo nuestro
Y no han soñado lo mucho que sueño contigo, mi amor.
Y no entienden las muchas mañanas que siembro, para ti, mi país:
Yo sigo cantando. Yo te sigo cantando.


Cochabamba - Bolivia
2005.

No hay comentarios: