sábado, 1 de enero de 2011

NIVELACION DE PRECIOS DE LOS CARBURANT........ aaaahhh, no, mejor nop.

Confieso que la noche de Año Nuevo la pasé mucho más que sorprendido, por la repentina decisión del Gobierno Nacional de echarse atrás en la aprobación del polémico DS 748.

Bueno...

Más allá de lo que resulta meramente anecdótico e irrisorio, que creo que además de representar la parte cómica del asunto no tiene mayor importancia, a mí me interesaría saber dos cosas: 1. "cuál fue a razón" por la cuál el Presidente tomó esa decisión "a solo 6 días!" de haberse lanzado el decreto. Y 2: "qué pasará ahora con la preocupación que dio origen a esta medida: el contrabando de combustibles".

Mi primera pregunta queda ansiosa de respuestas más profundas que el simplón espíritu "criticón" de gente opuesta al gobierno (y TODO lo que venga de él), de decir: "lo que pasa es que se dio cuenta de que se equivocó", "se meó en sus pantalones", "se dio cuenta de que estaba perdiendo el apoyo de sus bases", "le dio miedo enfrentarse a todo el pueblo boliviano".

Qué es lo que ocurrirá ahora? según algunos economistas los precios de varios productos que se vieron incrementados en más del 40%, no bajarán. Me refiero a las tarifas de transporte público (aún cuando la mayoría de los transportistas trabajan, además de, con gasolina, con gas natural vehicular (GNV), cuyo precio no sufrió ninguna modificación), así como productos de la canasta familiar, azúcar, arroz, carne de pollo, carne de res.

Qué sucederá con el precio del dólar? que sucederá primeramente con la situación de la subvención famosa que pagamos los bolivianos para los combustibles? que sucederá con el contrabando de éstos? Será que el Gobierno tiene algún plan al respecto?.. esto lo dejo en clave de duda. Veamos… no?

Lo que pienso ahora, y quisiera compartirlo, es que los bolivianos tenemos que aprender a entender las cosas en la medida que tienen. Quien crea que en esta situación política de las últimas dos décadas, existe un “fulanito malo” y un “fulanito bueno” (no me refiero a estrellitas de la música basura precisamente) y que es cuestión de decidirse por uno o por otro, por la izquierda o por la derecha, por “los de arriba” o “por los de abajo”, por el negro o por el blanco, puede estar seguro(a) de que más es lo que estorba, que lo que hace falta en este país. Mejor comenzar a repensar su realidad inmediata.

Quien crea que antes del Gobierno de Evo Morales estábamos en una situación plena en cuestión económica, social y política y que éste vino a “arruinarlo todo”, está nuevamente, viendo las cosas parcialmente. Al igual que quien por el contrario, cree que “ahora sí estamos avanzando sin errores”.

No señoras y señores, aquí hay tantas luces como sombras.

Y deberé confesar también que quien piense que yo me voy a tragar el discurso de hemos escuchado al pueblo y pensando en él es que hemos tomado esta medida, también comete un error. Que festejo la decisión, la festejo! por supuesto, pero quedo preocupado todavía por saber qué pasará con lo que originó la medida

Por último (para terminar con esta publicación), creo que nuestra actitud hacia las distintas situaciones que se plantean hoy por hoy, deberían tener más altura. No podemos darnos el lujo para tanta imbecilidad como para pensar que cualquier cosa que venga del Gobierno estará equivocada y cualquier cosa que venga de la “oposición”, de la “derecha”, estará en lo correcto. Ese tipo de actitudes sin valor, son las que dan pie a la especulación (que personalmente la deploro con todas mis fuerzas), a desquiciados e inconcientes discursos como el del famoso "corralito bancario" que no fue tal! y a seguir anclados en la Historia (que es lo más grave).

Antes de la noche de Año Nuevo pensaba que no tenía muchas razones para celebrar, esta repentina decisión me demostró que estaba equivocado. Ojala pronto también se me demuestre que al creer que “en Bolivia siempre hemos tenido los Gobiernos que nos merecemos”, he estado equivocado.

No hay comentarios: