miércoles, 15 de agosto de 2007

Un trovador necesario...



Esta vez en su Isla en medio de un día de agosto con un calor insoportable, junto a mí, un muy querido y gran amigo. Y no lo digo por el recorrido artístico que tiene -que es vasto- sino por su calidad humana, que es aún mayor: Vicente Feliú.

Sí, así es... fui hasta su Isla porque el desgraciado no viene para Cochabamba hace ya buen rato, no Vicente?... Cómo se te extraña! hermano mayor...

No hay comentarios: