lunes, 27 de agosto de 2007

O es que acaso no queremos abrir los ojitos?

¿Qué es lo que queremos hacer de este país?, ¿cuál es nuestra labor como bolivianas y bolivianos?, ¿qué es lo que debemos aprender de todos los momentos luctuosos que nos ha dejado el pasado?... porque ALGO debemos aprender. Supongo. No creo que debamos pensar que no sirvió de nada toda la historia que ha sangrado este complejo e inigualable país.

Pero parece que no queremos aprender... parece, ¿saben? como si tuviéramos los ojos cerrados. ¿Será que es posible pensar en la PAZ, en un país donde la desigualdad es tan evidente, donde los privilegios para una parte de la población son tan insultantemente infinitos, donde más del 60% de la población es analfabeta, donde existe una marginación -y automarginación también- tan absurda y fuera de lugar en pleno siglo XXI? ... sin hablar de la impunidad, de la corrupción y otros cánceres que padece esta tierra...

En tales condiciones: ¿será posible hablar de "días de PAZ"? ¿No estaremos siendo evidentemente "inocentes" (por no decir otra cosa) al pensar que la gente se puede quedar callada, cuando desde un principio nadie les dijo que podían decir "esta boca es mía"?



¡NO PUES!... NO SE PUEDE. Y PUNTO.


Antes, las cosas tienen que cambiar... No existe la PAZ, sin JUSTICIA.

Y para que ningún imbécil vaya a pensar que estoy a favor del caos absoluto (porque hay quien a veces vé lo que quiere ver... y sinceramente estoy cansado de eso), diré que aunque deseo profundamente que podamos vivir "tranquilos", DUDO infinitamente que lo logremos, si seguimos manteniendo ciertas estructuras deformes en la sociedad.

Este país quiere nacer. Pero quiere nacer solito. Sin que lo aborten o lo hagan nacer a "imagen y semejanza" de otro.

Y para que nazca... TODAS Y TODOS los bolivianos debemos pujar. Debemos comprometernos, involucrarnos, actuar... no dormir, ni "escapar". ES UNA RESPONSABILIDAD NUESTRA. Y debemos asumirla; no hay posibilidad de decidir si si o si no, debemos asumirla.



Como una "pequeña muestra" de esta necesidad... quiero dejarles con una pregunta. Si alguien la responde correctamente, merecerá mi reconocimiento eterno e incondicional:

"¿Cómo describirían la identidad boliviana?". Ojo... es muy fácil basarse en las "postales" de bolivia para responder... pero, ¿será suficiente?

Se trata de un parto amigas y amigos, enemigas y enemigos. Un parto nada más. Y estamos esperando una "wawita", bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen linda...

que se va a llamar BOLIVIA...

va a tener un color de piel mestizo...

Un peso, bastante menor al que tuviera en una anterior vida -por que le han "saqueado" mucho alimento...- pero saludable al fin. Dependiendo de nosotros, claro.

Y va a apellidar: I G U A L D A D.

No se trata de utopías, de quimeras, de sueños etéreos o viables, de absurdos... no se trata de eso no más. Es bieeeeeeeen posible. De verdad...

No hay más secreto, que "Comenzar por casa"

4 comentarios:

RONALDO dijo...

Compañero, empecemos por el diálogo, luego por conocernos. Creo que nuestros prejuicios parten de que nos vemos entre nosotros como a "el otro" y aqui no hay "otros"... somos todos bolivianos. En la medida que nos conozcamos más y nos enamoremos de nosotros podremos romper prejuicios contra los collas, los cambas, los indios, los blancos, los cholos, los negros, los migrantes... en fin. "Conócete a tí mismo", dijo Sócrates. Creo que es válido plantearlo hoy como la base de nuestros concensos.

Raúl Ybarnegaray dijo...

Así es Roni, hermano mío. Así es. De eso mismo habla esta canción, de empezar por nosotros. Primero.

Lo que pasa es que creo que hemos cometido muchos errores desde que este país "apareció" (porque no sé si nació de verdad...). Y entiendo que haya gente que esté cansada de que se la engañe. De que se le prometa que sí y luego se le diga que no. De que no la tomen en cuenta. de que "no exista" para la mayoría del país". Y putee.

Con lo que no estoy de acuerdo y me parece realmente deplorable y despreciable, es con la gente que se apoya en el cansancio de éstos, para poder salir en las noticias "disque" preocupados por defender el derecho de los excluídos. Promoviendo una revolución que ni ellos mismos soportarían, ni entenderían.

Me acuerdo hermano mío, que un día en que estábamos más dormidos que despiertos por el cansancio, estuvimos hablando de esto justamente, ¿no?

Yo sigo pensando igual. Yo creo que no es "PAZ" simplemente lo que hay que buscar. Y si es que lo que pensamos es que nada se logra en el caos (con lo cual estoy TOTALMENTE de acuerdo), lo que hay que buscar entonces creo que es la "RACIONALIDAD".

A este país hay que dejarlo nacer... y debemos simplemente ser más concientes. No jugar con su destino.

Uf!....... debí publicar un nuevo "post" directamente. ¡Oí! cómo me hacéj esjcribir voooj!! jejejeje

Un fuertísimo abrazo y gracias por comentar!

Oscar Padilla dijo...

Creo que, como lo dices bien, es una tarea de cada día, no un momento de éxtasis o algo por el estilo...
además, creo que es una tarea bien difícil, pero ¡que carajos! el día que sea imposible (o así lo "creamos", los que todavía creemos) todo estará perdido.
Y, ademaaas, creo que es una forma de vivir la que debemos plantearnos, una forma de vivir, y de re-conocernos tal como somos cada uno en verdad, no como creemos que somos...
En fin, estoy de acuerdo que todo comienza por casa, pero total y literalmente, por casita, desde el momento de identificarnos como familia, hermano, tío, padre de alguien que vale la pena escuchar y aprender a valorar como una persona totalmente diferente a nosotros.
Da para largo no?, pero que bueno se pongan estas cartas sobre la mesa.
Un abrazo grande Sapetin.
Te esperamos siempre en Sucre.

Raúl Ybarnegaray dijo...

Gracias por tus palabras Oscarito. GRACIAS.

No sabes como me golpean hoy... especialmente hoy. Pero asi debe ser.

Gracias.